La trampa del endeudamiento universitario

debt

En los últimos 20 años el costo de las universidades públicas en EE. UU. ha aumentado por más del doble. Desde 2006, la matrícula en estas instituciones ha aumentado anualmente alrededor de un 5%. Por esto no sorprende que la deuda de préstamos estudiantiles haya sobrepasado la deuda de tarjetas de crédito: el recién graduado debe un promedio de $24.000, que suma a más de $800 mil millones colectivamente. Dos tercios de los estudiantes universitarios se gradúan endeudados; 1 de cada 5 tiene pagos en mora. Contrario a las deudas de negocios, hipotecas, tarjetas de crédito y apuestas, que se pueden negociar en una corte de bancarrota, el consumidor de un préstamo estudiantil está exento de protección; en esencia, no puede escapar.

Hace tres semanas el Presidente Obama anunció un plan de aceleración que entrará en vigor en 2012 en lugar de 2014. Este reducirá el máximo de pago requerido en un préstamo estudiantil de un 15% de ingreso discrecional a un 10%. La deuda restante será cancelada luego de 20 años, no 25. Para los estudiantes que no consiguen empleo justo después de graduarse y que no cuentan con otra fuente financiera, la mora en pago de préstamos estudiantiles — y las deudas amontonadas, que muchas veces exceden los costos de matrícula — representa una verdadera amenaza.


Por Anna Lekas Miller
Traducido por Gustavo Quintero
Editado por Marlo D. Cruz Pagán

Este artículo también está disponible en: Inglés, Portugués, Brasil

Sobre el autor:

. Follow him on Twitter / Facebook.